• Categoría de la entrada:Noticias veganas

97% del agua del mundo es salada. 2% está en forma de hielo o nieve, por lo que es inaccesible y de toda el agua del mundo, solo podemos contar con el 1% para consumo humano. Dos terceras partes de las reservas de agua que se tienen, se usan para cultivar alimentos. 70% está destinada a la producción agroindustrial y 10% está destinada al uso de consumo doméstico.

 

De toda el agua que cae en forma de lluvia, 72.5% se evapora y solamente 6.3% llega hasta poder recargar los acuíferos. En cambio, el 90% de las aguas residuales en países como México, se descargan sin tratamiento alguno. Esto significa que se pierden de 250 a 500 millones de m3 de agua potable. Si lo ahorráramos, podríamos dar agua a 20 millones de personas más.

 

Al día de hoy, 53% de la población en México depende de cuencas que ya están en estrés hídrico algo. Esto hace que sean más de 46 millones de personas, solo en las ciudades principales de México, están en riesgo de sufrir escasez de agua. 67% del agua en México se localiza en el sureste del país pero 77% de la población del país, no vive ahí.

 

El 22 de marzo se celebra el día internacional del agua y en él queremos mostrar la importancia que tiene nuestro consumo diario sobre este recurso tan preciado. Sabemos muy bien que podemos ralentizar el cambio climático si cambiamos nuestros hábitos alimenticios. Por ejemplo, la huella de carbono de la leche de soya es e veces menor que la de la leche de vaca. Sin embargo, ¿sabemos cuánta agua podríamos ahorrar si dejamos de consumos productos animales?

 

La respuesta es muy sencilla: para producir un litro de leche de vaya se requieren 1050 litros de agua mientras que en el caso de la leche de soya, se requieren 297 litros. Si cambiamos un componente tan sencillo en nuestro día a día como la leche con la que desayunamos, podemos reducir drásticamente nuestro consumo de agua. O bien, si en vez de comer una hamburguesa de origen animal a la semana/mes y la cambias por una hamburguesa de origen vegetal, puedes ahorrar más de 2200 litros de agua por cada una de ellas.

 

¿Crees que sea imposible cuidar el agua de nuestro planeta? Solo requiere comenzar dando pequeños pasos.

 

Escrito para Veganísimo el súper postre

Deja un comentario